Sálvate.

Sálvate, no te dejes morir, no sin sonreírme antes de irte,
sin llamarme y llorar frente a mí antes de dormirte.
Sálvate, nos quedan muchas horas de sufrimiento
y un montón de problemas luego de frustrados intentos;
conseguiremos maneras de sobrevivir así sea con pastillas
o una resaca de esas donde seguimos bebiendo cerveza.
Sálvate, sostén con fuerza mis manos, si te caes caeré contigo,
no me dejes aquí donde el amor en cada esquina muere,
los niños crecen sin juguetes, excluyen a los diferentes
y no te tendré para olvidar mis ganas de lanzarme al puente.
Sálvate y sálvame porque si tú estás yo estaré,
porque quiero asegurarme de que habrá amanecer,
de que soportaré otro anochecer       
y tendré motivos para volver.

Sálvanos. 

Share this:

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gustó? ¡Déjame tu comentario!