De las cosas que me gustan: Tú.

//

Odio el día en el que te vinculé a las cosas que me gustan; Por ejemplo, que comience a llover, esté sola en la terraza y tú no estés sentada en mis piernas con tu espalda desnuda mientras mis besos se acumulan, queriendo lloverte en el cuerpo y causar desastres en tu pecho.
Escribir en las noches y que no estés acostada en mi cama desnudando tu alma mostrándome quién eres, escuchando los cuentos que inventes hasta que nuestras ganas la habitación incendie y ya no escriba otro poema porque al tocarnos haremos los más bonitos versos, cantándome al oído la mejor canción.
O que en las mañanas los rayos de tu sonrisa me cieguen, despertar siendo afortunada por tenerte. Que mi café sepa a ti, disminuyas a caricias mis ganas de morir y me recuerdes quién soy, más que este desastre, lamentos en noches de tormentos o complejos, obsesiones, decepciones, y que te quiero.

Odio el día donde la noche pareció eterna y a la vez tan corta porque quería te quedaras conmigo, que fueras de nuevo mi abrigo ante el frío insoportable, tu cuerpo caliente pegado al mío. Cuando no me bastó mirar el cielo, necesitaba más que eso; Sentirlo. Y te besé a ti, pequeña galaxia.
Y, por encima de todo, odio que tomes el rol de antidepresivo, botiquín de primeros auxilios; Me curas, me salvas, me unes, me calmas.





Share this:

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gustó? ¡Déjame tu comentario!