Fragmentos: Ratos a solas.

Les comparto estos fragmentos de algo que he estado escribiendo pero aún no publicaré por completo.





//
Regálame una mirada que me explique lo que tus labios son incapaces de pronunciar, lo que jamás le has dado a alguien porque a nadie le interesaba; Algo que me pertenezca para siempre aunque no vaya a estar siempre contigo. Lo llevaré conmigo.
Yo te regalo una vida que no me importa, pero si la aceptas tendré razones para seguir. Y la razón es tan perfecta y sencilla; tú. 
Tú, que mereces tanto.
Mereces a alguien que le guste lo suficiente esa jodida increíble sonrisa para querer verla cada instante y se desespere cuando estés seria, mirando a la nada hacia la ventana mientras el bus corre.
Mereces a alguien que vaya a quererte entera, con lo que te hace y te deshace, a cada hora, con tus estrellas y meteoritos, con tus sequías o inundaciones, terremotos, amaneceres soleados o anocheceres sangrientos.
A alguien que apriete tu mano antes de irte por el camino opuesto porque no quiere dejarte tan pronto, que te mire cuando cierras los ojos y voltee cuando los abras, sonriendo para sí mismo sabiendo que se ha ganado un pedazo del cielo. Porque eso has de ser para alguien. Una pequeña parte del cielo que le pertenece.

Aunque pudiese pedirte todo sólo quiero que me obsequies un tiempo a solas donde pueda ser yo; Libre, vulnerable, desnuda; donde pueda quizás leerte algunos poemas de Neruda luego de mirarte con lujuria y haber acariciado a besos tus lunares con ternura. 



Share this:

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Te gustó? ¡Déjame tu comentario!