Sweet winter melody.

Ella fue la mejor canción que compuse en el piano,
en las noches frías
luego de acabar, por fin, el verano. 
Cuando estaba sola cerraba los ojos
y la sentía latente en mí,
abrazando mis piezas rotas
volviéndome a unir;
haciéndome creer que la vida no es corta,
que era inmortal al tocar sublime
cada nota.

Oh, dulce melodía, 
¡has de aparecer en mis peores días!
No nos abandones –a la luna y a mí–
en este invierno
y permite que mis manos te acaricien despacio,
seré sutil, no dejaré que en tu espalda sobre un espacio
porque la llenaré de besos 
mientras tú me llenas de colores pasteles
como a un lienzo.

Al escucharte sólo puedo proponerte una cosa:
¡Hagamos el arte! 
Porque el amor eres tú y ya estás hecha
como la serenidad con la que toco sobre ti
tecla por tecla.
Hagamos el arte;
hazme sentir infinita
cuando el sonido de tu risa se una a mi canción,
las agujas del reloj se detengan 
y quedemos atrapadas para siempre en la misma estación.





Share this:

CONVERSATION

4 comentarios:

  1. Sublime, como unes frases sin sentido y las haces arte, de verdad que arte de la poesía es él mas romántico, puede enamorar hasta en las distancias, y hace sentir amor al se que es incapaz de sentirlo... Bravo!!

    ResponderEliminar
  2. Qué hermoso. Me encanta. <3 Simplemente perfecto

    ResponderEliminar
  3. Impresionante, me gusto mucho, dame clases vale jajajajaja 10 de 10

    ResponderEliminar

¿Te gustó? ¡Déjame tu comentario!